CANCIONES


 
HIMNO AL SEÑOR DEL MILAGRO
¡Señor del Milagro
Cristo Redentor,
del Pueblo de Salta
(Argentino)
no apartes tu amor!


Tras Largos camino
Que amparo el milagro,
Por mares y montes,
Llegaste a este suelo,
Con tu amor buscando
El amor de un pueblo.

Más, torpes las almas
No correspondieron
La dulce demanda,
Y en olvido ingrato
Dejaron tu imagen
Por un siglo entero.

El duro reclamo
Llegó justiciero:
sacudir conciencias
sacudiendo el suelo;
y hubo terremotos,
y aflicción, y duelo...

Y al fin comprendiendo
tu llamado extremo
a tus pies llevaron
su arrepentimiento:
llanto y penitencia,
contrición y ruegos

Fue entonces que quiso
la Virgen María,
que de pecadores
es Madre y consuelo,
de Dios ante el trono
presentar su ruego.

Y ante el valimiento
de la intercesora
tu misericordia
se mostró al momento
suspendió el castigo
Y aplacó el siniestro.

Abierta en las almas
claridad del cielo
van pasando siglos,
y crece con ellos
la fe con que amante
te adora este pueblo.
Que es segura dicha
De su amor el premio
Porque desde entonces
Por siempre sabemos
¡de que somos tuyos,
de que Tú eres nuestro!..


DESCARGAR


HIMNO A LA VIRGEN DEL MILAGRO

Doce Estrellas del cielo de Maria

Dios te salve, Madre
Reina de los Cielos,
esperanza nuestra
refugio y consuelo.

Virgen del Milagro,
gloria de este pueblo,
en quien siempre halla
todo su remedio


Si son nuestras culpas
muchas en extremo
tus misericordias
son más con exceso.
Ya el castigo estaba
sobre nuestros yerros,
más lo detuvieron
tus piadosos ruegos

Al pie del sagrario
allí intercediendo,
al perdón pediste
de nuestros excesos.

Mudando colores
tu semblante bello
a entender nos dió
tu pena y consuelo.

Empeñabas estabas
y echaste Tú el resto,
para que el castigo
no tuviese efecto.

"Perdona -decías-
mi Dios a este pueblo,
si no la corona
de Reina aquí os dejo
"Yo por fiadora
salgo es este empeño,
y a mi cuenta corre
no más ofenderos"

Confundirte quiso
el dragón soberbio,
pero con tu planta
le quebraste el cuello.

"Yo por fiadora
salgo es este empeño,
y a mi cuenta corre
no más ofenderos"

Confundirte quiso
el dragón soberbio,
pero con tu planta
le quebraste el cuello.

Haz, Madre y Señora,
que todos logremos
el fruto, después
de aqueste destierro
En esta novena
que humilde hacemos,
nuestra petición
por tu amor logremos.

En esta novena
que humilde hacemos,
nuestra petición
por tu amor logremos.

Emma Solá de Solá

DESCARGAR








 
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
 
Hoy habia 1 visitantes (14 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=